Impresora 3D

¿Cómo elegir la mejor impresora 3D industrial?

Las impresoras 3D industriales se han convertido en una herramienta muy útil y versátil en los procesos de desarrollo, diseño y fabricación actuales. Estas revolucionarias máquinas permiten crear objetos tridimensionales a partir de modelos digitales, ofreciendo una flexibilidad, precisión y velocidad sin precedentes en la producción.  

En Ingenia SM somos expertos en moldeo por inyección, realizamos trabajos precisos y de la mejor calidad con estas revolucionarias máquinas. Por ello, en este artículo te contamos, todo lo que necesitas saber antes de comprar una.  

Ventajas de las impresoras industriales 3D 

Los motivos por los que las impresoras 3D han revolucionado por completo la industria manufacturera son sus numerosas ventajas frente a la inyección tradicional.  

Aquí te mostramos una lista con algunos de esos beneficios:  

  • Personalización y diseño complejo: permiten la creación de objetos altamente personalizados y con diseños complejos, que serían difíciles o imposibles de producir mediante métodos tradicionales de fabricación. 
  • Reducción de costes de producción: con esta tecnología, es posible minimizar la cantidad de material utilizado, eliminar la necesidad de herramientas y moldes costosos, y optimizar los procesos de fabricación. 
  • Rapidez en el desarrollo de productos: la capacidad de prototipado rápido permite acelerar el proceso de desarrollo de productos al reducir los tiempos de diseño, pruebas y ajustes. 
  • Fabricación bajo demanda: permite fabricar componentes y productos bajo demanda, reduciendo el almacenamiento de inventario y permitiendo una producción más eficiente y flexible. 
  • Reducción de residuos: la fabricación aditiva utilizada produce menos desperdicio de material en comparación con los métodos de fabricación tradicionales, contribuyendo a la sostenibilidad. 
  • Diversidad de materiales: pueden utilizar diferentes materiales como plástico, metal, cerámica y compuestos, lo que las hace adecuadas para numerosas aplicaciones.  

Todas estas características ponen en valor el auténtico potencial que presenta esta tecnología, ya que es capaz de fabricar, desde prótesis completamente adaptadas a las necesidades de cada paciente hasta prototipos con gran complejidad sin dificultad.  

Modelado por deposición fundida (FDM) 

El modelado por deposición fundida (FDM) es una técnica de impresión 3D ampliamente utilizada en la industria debido a su versatilidad y presupuesto personalizado. En este proceso, un filamento de material termoplástico se calienta hasta su punto de fusión y se deposita capa por capa sobre una plataforma de construcción, solidificándose rápidamente para formar la pieza deseada.  

Aunque esta técnica puede ofrecer una producción rápida y flexible de prototipos y piezas personalizadas, puede tener limitaciones en cuanto a la precisión y la calidad superficial en comparación con otros métodos de impresión 3D más avanzados. Sin embargo, sigue siendo una opción bastante popular para numerosas fabricaciones industriales y de diseño. 

Sinterizado selectivo por láser (SLS) 

 Otra de las técnicas más utilizadas en la impresión 3D industrial es el sintetizado selectivo por láser, dado que también ofrece versatilidad y se adapta a las necesidades de cada cliente. En este proceso, un láser de alta potencia se utiliza para fundir y fusionar partículas de polvo de material, capa por capa, para crear objetos tridimensionales. Una de las principales ventajas del SLS es su capacidad para trabajar con una amplia gama de materiales como polímeros, metales y cerámicas.  

Esto lo hace ideal para la producción de piezas funcionales y prototipos con propiedades mecánicas y térmicas específicas. Sin embargo, el SLS también puede ser más costoso y complejo que otras técnicas, lo que limita su accesibilidad para ciertos usuarios y aplicaciones. A pesar de esto, sigue siendo una opción interesante para aquellos que buscan alta calidad y versatilidad en la fabricación aditiva. 

PolyJet 

PolyJet es una tecnología de impresión 3D que utiliza un proceso de deposición de material capa por capa para crear objetos tridimensionales. Lo que la distingue es su capacidad para imprimir con una precisión excepcional y una resolución de capa muy fina, lo que da como resultado piezas con detalles extremadamente precisos y superficies suaves.  

Este método utiliza una serie de cabezales de impresión que depositan pequeñas gotas de material fotopolímero líquido sobre la plataforma de construcción. Estas gotas se curan instantáneamente mediante la exposición a la luz ultravioleta, lo que permite que las capas se solidifiquen rápidamente.  

Es especialmente adecuado para la creación de modelos y prototipos que requieren una alta precisión y acabado superficial, como maquetas arquitectónicas, piezas de joyería y modelos médicos. Sin embargo, debido a su coste relativamente elevado y a las limitaciones en cuanto a materiales, puede no ser la mejor opción para todos los proyectos de impresión 3D industrial. 

¿Cuál es el precio de una impresora 3D industrial? 

El precio de una impresora 3D varía en función de su marca, sus prestaciones y su tecnología, pero puede oscilar entre varios miles hasta cientos de miles de euros. Es por ello que comprarla no es una opción muy inteligente si no se va a hacer de ella un uso continuado que consiga amortizar la inversión.  

En Ingenia SM realizamos todo tipo de trabajos de impresión 3D por encargo, si necesitas nuestros servicios, solo tienes que ponerte en contacto con nosotros, te atenderemos y te haremos un presupuesto sin compromiso.  

 

 

Ir al contenido